domingo, 4 de agosto de 2013

Reflexiones finales sobre la decadencia III



Las palabras del historiador británico Eric Hobsbawm[1] (1917-2012) encierran una cierta dosis de pesimismo que no comparto, con perdón del gran maestro. Sin embargo encierran una enseñanza nada despreciable: el saber que «la historia nos ha llevado hasta este punto», es un buen comienzo, es la posibilidad de un diagnóstico certero, si le agregamos el saber los porqués y los cómos. A lo que deberíamos agregar: asumir que la injusticia no tiene por qué ser permanente. Todo ello nos abre un camino de reflexiones que nos pueden ir acercando al tiempo de hacernos cargo de nuestras responsabilidades para no sentirnos cómplices de los poderosos del mundo. Ese podría ser el comienzo de la construcción de un camino hacia la superación de esta etapa de decadencia y el inicio de la construcción de un mundo mejor.

Creo que estas citas últimas sirven como el comienzo de un final, necesariamente abierto, que obliga a reflexionar individual y colectivamente los desafíos que esta época nos propone. La primera de Albert Einstein[2] (1879-1955):
No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis, es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia.
La segunda de Edgardo Mocca[3] (1952):
Hoy está a la vista una disputa por la hegemonía. No una batalla de buenos contra malos sino de dos ideas o, menos todavía, de dos intuiciones sobre hacia dónde está yendo el mundo y hacia dónde tendría que ir nuestro país. No es una filosofía acabada de la historia, ni una ideología con misiones históricas y sujetos establecidos. Es la sensación de que el mundo del capitalismo realmente existente está en agonía, es decir está en ese instante resolutorio en el que un ser no puede sobrevivir sin transformarse profundamente. Es, también, la sensación de que Argentina forma parte del más dinámico proceso regional de cuestionamiento al neoliberalismo en el mundo actual; un proceso de afirmación de soberanía popular en contra del poder corporativo, de reparación y redistribución de recursos sociales, de afirmación del trabajo y la producción por sobre la especulación financiera como fuente del bienestar y de restitución de la verdad y la justicia sobre el pasado.



[1] Historiador marxista británico, considerado un «pensador clave de la historia del siglo XX».
[2] Fue un físico alemán nacionalizado después suizo y estadounidense. Es considerado como el científico más importante del siglo XX. En 1915 presentó la teoría de la relatividad general, en la que reformuló por completo el concepto de gravedad. Una de las consecuencias fue el surgimiento del estudio científico del origen y la evolución del Universo por la física denominada cosmología.
[3] Politólogo, analista político, periodista y profesor de la Universidad de Buenos Aires. Dirige la revista Umbrales de América del Sur del Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales. Coordinador de la Red de Pensamiento Social sobre los Procesos de Integración.