miércoles, 5 de febrero de 2014

Cuando la barba de tu vecino veas afeitar… pon las tuyas a remojar I



El refrán que propongo como título de esta nota reza, por lo menos desde el siglo XV, de ese modo. La página www.elcastellano.org comenta al respecto: “La idea del refrán es que debemos aprender de los males que sufren los demás para no caer en los mismos errores y sufrir idénticas consecuencias”. Puede significar que cuando ves que algo acontece a tu alrededor también te puede pasar, por lo que debés estar preparado para tratar de evitarlo. También puede entenderse como una advertencia, ya más pesimista, de prepararse lo mejor posible ablandando la barba para cuando, lo que se presenta como un castigo sea más soportable. Es, sin duda, una vieja enseñanza de la sabiduría popular, aunque este concepto haya caído en desuso por imperio del lenguaje mediático.
Estar atento a lo que le sucede al vecino, metáfora que alude a las experiencias ajenas de todo tipo, es una manera de aprender a cuidarse como persona y como pueblo. Otro refrán español nos enseña: “La experiencia en propia carne cuesta cara y llega tarde” que apunta en la misma línea. Cuando afirmo que esas enseñanzas de la sabiduría se han ido perdiendo tengo en ante mis ojos el panorama de la situación europea, ya mencionada en otras notas, que hubieran aprendido mucho de la experiencia de Latinoamérica y, sin  embargo, recorren las mismas huellas que nos llevaron a una situación desesperante, tal como se repite allá. ¿Cómo entender que no se hayan visto o se hayan olvidado unas enseñanzas tan sencillas? Nada menos que el gran físico Albert Einstein nos enseñaba: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos”.
Toda esta introducción tiene la intención de insistir ante el ciudadano de a pie la importancia de este tipo de reflexiones: aprender de la experiencia ajena. Estando alerta sobre un tema que ha sido sometido a los más perversos comentarios con el objetivo de desviar la posibilidad de una comprensión seria y profunda. Para ello voy a utilizar unos comentarios que ha presentado Nayar López Castellanos[1] al analizar un reciente libro: Terrorismo Mediático. La construcción social del miedo en México, cuyo autor Carlos Fazio[2] aborda  esta cuestión. Es otro modo de retomar las notas precedentes: La inseguridad es una paranoia construida por los medios[3], que escribí a propósito de la publicación de un estudio realizado por la Corte Suprema sobre este tan agitado tema. La utilización de este problema social, que ha ido creciendo globalmente como consecuencia del abismo que se profundiza entre los pocos ricos y los muchos pobres, que no es más que el resultado de la pésima distribución de riquezas de la que hace gala el capitalismo salvaje. Relación que se oculta con mucho celo en los medios masivos.
Nos comenta López Castellanos, y propongo leerlo como un ejercicio de lo enunciado:
En su nueva obra contribuye a desentrañar la actual realidad de nuestro país a partir de dos ejes centrales. Por un lado, establece un hilo conductor en torno al pasado reciente de México y, por otro, visibiliza los mecanismos que instrumentan el Estado y los grupos dominantes para mantener el poder a través de un control mediático sobre la sociedad. El concepto de terrorismo mediático -que utiliza Fazio- está relacionado con un entramado de estrategias políticas, económicas, sociales y psicológicas que buscan crear realidades ficticias, miedos colectivos y convertir mentiras en verdades que permitan manipular a la sociedad de acuerdo al conflicto y al enemigo en cuestión. Si partimos de la idea de que para el poder todo sujeto que considere una amenaza a sus intereses, se concibe como una guerra, entonces el terrorismo mediático parte de esa premisa.


[1] Politólogo mexicano, latinoamericanista, Doctor en Ciencia Política. Profesor Investigador del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Profesor Investigador de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).
[2] Escritor, catedrático y periodista uruguayo-mexicano, es uno de los analistas independientes más reconocidos en temáticas geopolíticas, de seguridad y militares, así como religioso-políticas. Profesor de la UACM y la UNAM, es también articulista del periódico La Jornada y autor de varios libros.
[3] Publicadas en este mismo blog.