domingo, 19 de mayo de 2013

La filosofía “no sirve para nada” III



En un sentido un tanto restrictivo —que no comparto, dado que contiene una estrecha mirada centroeuropea—, nuestro profesor afirma que:
El pensamiento es la gran apuesta de Occidente, el gran invento griego. El pensamiento, el logos, nació como la capacidad que el hombre tiene por medio de su razón y su crítica de entender el mundo y ordenar el Estado. Es el milagro griego.
Adjudicarle con exclusividad a la tradición ateniense el origen del pensamiento es una postura típicamente moderna de Europa. Incluye el menosprecio a otras culturas anteriores y de un gran significado para la configuración de la vertiente occidental. Es el resultado de la modernidad europea que construye de este modo un pasado noble. ¡No se pueden olvidar tradiciones de pensamiento como la china, la egipcia, la india, la semita, etc.! Aquí nuestro profesor peca de un etnocentrismo pernicioso, pero siguen siendo interesantes otras aseveraciones que analizaré. Como ejemplo de lo que sostengo, vaya este parrafito:
Grecia es el origen de la civilización frente a la barbarie. Porque el logos, la razón, el pensamiento, sustituyen al poder de la superstición, al poder del más fuerte, a la tiranía,… El logos nos permitió entender el mundo,   explicarlo desde la razón, comprender las fuerzas que lo gobiernan. Y ello nos hizo libres, tanto de la tiranía del mundo, como de la tiranía política de aquellos que utilizaban la ignorancia del mundo para inventar mitos y supersticiones que no tienen otro objetivo que el dominio y la explotación del hombre.
No me extenderé mucho, porque el espacio de una nota no lo permite, pero diré algunas cosas. La confrontación de conceptos como  civilización y barbarie[1] es una herencia de los iluministas del siglo XVIII que hoy es ya difícil de sostener. Denuncia la mirada de la superioridad europea sobre los pueblos de la periferia. Otro tanto puede decirse al calificar las tradiciones de esas culturas como supersticiosas cuyo objetivo fuera “el dominio y la explotación del hombre”. ¿Se olvida de la esclavitud griega, por una parte? ¿Dónde coloca la riqueza de los mitos que tanto dicen sobre la sabiduría antigua, por otra?
A pesar de ello, debemos compartir la importancia de la herencia helena, aunque no fue ella la única que enriqueció la cultura occidental. Sin embargo, podemos acompañar su defensa:
Por eso la filosofía es un saber necesario que nos permite una unificación del hombre y el mundo, que nos aporta un sentido dentro del mundo y la sociedad. Un saber que va más allá de lo obvio, de las apariencias y de las meras opiniones. De ese mundo salimos porque nos sacó la filosofía.
La filosofía como iluminación del pensamiento hacia modos ordenados, sistemáticos, críticos, que nos ayudan a profundizar sobre los temas y problemas del hombre, que despejan la palabra de cargas distorsionantes tras la búsqueda de la verdad que puede estar al alcance humano, es una tarea del espíritu de nuestra época a la que no se debe renunciar. Y el llamamiento adquiere mayor importancia ante la denuncia de nuestro profesor respecto de los intentos de apartar esa disciplina de la enseñanza escolar:
Y a ese mundo nos hemos empezado a dirigir en las postrimerías del siglo XX y los inicios del XXI. Por eso, el inicio de la barbarie es el anuncio de la muerte de la filosofía. Y por eso nuestra crisis es filosófica y de ahí que sea absolutamente urgente su recuperación. Porque la filosofía es libertad y lucha contra la tiranía de cualquier orden.
Las propuestas de modificación de los contenidos de la enseñanza, que avanzan en Europa, pero que también están detrás de unos cuantos planes de estudio que rondan los gabinetes ministeriales, le otorgan a esta denuncia una importancia que no debe menospreciarse. El imperio del pensamiento lineal-técnico es una necesidad del imperio global para desterrar el pensamiento crítico que cuestiona el orden imperante.



[1] Se puede consultar mi trabajo Civilizados y bárbaros en la página www.reflexion-politica.com.ar para un análisis más detallado de este tema.